INFORMACIÓN MÁS DETALLADA

CONSULTAR EN EL MENÚ

¡BIENVENIDOS A LA BIBLIOTECA!


1.500.000 visitantes

SEMANA DE LA LECTURA y de las LETRAS ARGENTINAS

SEMANA DE LA LECTURA y de las LETRAS ARGENTINAS

Del 10 al 14 de noviembre


¡Fiesta de lecturas compartidas en la escuela 8!

Cuentos, poesías, trabalenguas, adivinanzas, mitos, recomendaciones de libros ¡Y MUCHO MÁS!

¡ÚLTIMAS NOVEDADES!

¡SE EXTIENDE HASTA EL 21 DE NOVIEMBRE!

¡A DISFRUTAR!

martes, 21 de julio de 2009

EL LIBRO: PARTES INTERNAS Y EXTERNAS

Las partes de un libro


El libro por afuera

La cubierta de un libro está formado por la tapa y la contratapa, junto a sus respectivas retiraciones (o contracubiertas).


Tapa

La tapa contiene el título del libro y los nombres de los autores: el escritor y el ilustrador, y la mayoría de las veces también figura el logotipo y el nombre de la editorial, la empresa que se encarga de la publicación. Estos mismos datos figuran en el lomo, cuando el espacio lo permite.

Contratapa

La contratapa muchas veces contiene una sinopsis del texto del libro, o una invitación a la lectura, o los datos de los autores, o una imagen significativa, que a veces también opera como sinopsis. Puede contener todos estos datos juntos o bien nada. No hay reglas formales al respecto.

El libro por adentro

Los cuadernillos

Los cuadernillos conforman las páginas interiores. Cada uno tiene 16 páginas (u 8 hojas, si así se prefiere).

Pliego

Esto se debe a que el libro se imprime sobre un gran papel llamado pliego, en el que entran justamente 16 páginas acomodadas como para que después se plieguen y formen un cuadernillo. Por eso la cantidad de páginas de los libros, generalmente, es múltiplo de 16: un libro de 16 páginas estará formado por un solo cuadernillo; uno de 32, por dos cuadernillos; uno de 48, por tres cuadernillos, etcétera, etcétera.

Las primeras páginas interiores

Al comienzo puede haber una o dos hojas totalmente en blanco, llamadas páginas de cortesía.
Luego está la
portadilla,
una hoja donde sólo figura el título del libro en letras más pequeñas. El reverso de la portadilla (página llamada contraportada) va casi siempre en blanco.
Luego la
portada
donde figurarán casi siempre los mismos datos que en la tapa.
En el reverso de la portada vendrá la página de créditos o página de derechos, donde hay numerosos datos muy importantes como el nombre del diseñador del libro (quien hizo el diseño gráfico), el del armador (el que, según las órdenes del diseñador compaginó los textos y las ilustraciones), dónde fue impreso, la dirección de la editorial, etcétera, etcétera. Todos datos que pueden dar mucha información a la hora de conocer el libro que se tiene entre manos.

¿Por qué pueden ser importantes estos datos que tantas veces pasamos por alto?
Detengámonos un poco en su lectura. Pongo como ejemplo el libro que yo tengo entre manos: Lentes, ¿quién los necesita?.
En su página de créditos, un primer bloque de texto nos dice: "Primera edición en inglés: 1991 / Primera edición en español: 1994 / Segunda reimpresión: 1997".
Con estos datos puedo descubrir que el libro no fue originalmente escrito en español, sino en inglés, y que fue publicado en 1991 en algún país de habla inglesa; que a los tres años de la primera publicación en inglés la casa editorial de la edición que tengo compró, a aquella editorial de habla inglesa, los derechos de reproducción en lengua española del libro y que, después de traducirlo y publicarlo, esa primera edición en español se agotó en tres años, ya que hubo que reimprimirlo en 1997. Esto me puede ayudar a deducir que este libro ha tenido cierto éxito: ha sido publicado en más de una lengua y ha tenido más de una edición.
Sigo leyendo:"Coordinador de colección: Daniel Goldín / Traducción: Francisco Segovia / Título original: Glasses (who needs´em?) / ©1991, Lane Smith / Publicado por Viking Penguin, filial de Penguin Books USA, New York / ISBN: 0-670-84160-0".

Mediante estos datos llego a saber que el libro no está solo en el mundo, sino que pertenece a una colección que tiene un coordinador responsable y de la que se pueden consultar más títulos, si lo deseo; me entero de quién lo tradujo del inglés. Finalmente, descubro el nombre de la editorial de aquella primera edición y también el país, dato que muchas veces me puede aproximar a la nacionalidad del autor (aunque no se puede considerar esto como una regla: muchos publican sus libros en editoriales extranjeras, o sea que para datos del autor lo mejor es buscar una buena biografía).

El siguiente bloque de texto dice:"D.R. ©1994, Fondo de Cultura Económica, S.A. de C.V. / D.R. ©1995 Fondo de Cultura Económica / Carr. Picacho Ajusco 227, México, 14200, D.F. / Se prohíbe la reproducción total o parcial de esta obra -por cualquier medio- sin la anuencia por escrito del titular de los derechos correspondientes. / ISBN: 968-16-4419-0".

Son datos que se refieren a los derechos de reproducción de la edición presente; dirección de la editorial a la que el lector podrá remitirse en caso de desearlo y que le revelará a qué país de habla española pertenece la edición, seguido del ISBN, que es un número que todo libro posee para diferenciarse legalmente del resto de los libros publicados en el planeta.

Finalmente, el último párrafo de la página de créditos dice:"Impreso en Colombia. Panamericana, Formas e Impresos S.A. Calle 65, núm. 94-72, Santafé de Bogotá, Colombia / Tiraje 7.000 ejemplares".

Estos datos, en realidad, constituyen el colofón y, si bien en esta publicación están en la página de créditos, en la mayoría de los libros se ubican en la última página (quizá en su libro, lo encuentre allí). El colofón informa sobre la imprenta y su dirección, y allí me entero de que una editorial puede imprimir sus libros en otros países (de acuerdo a lo que le convenga económicamente).

Por último, el tiraje nos informa que se imprimieron 7.000 ejemplares, una tirada bastante importante si pensamos en nuestro país, donde la tirada promedio es de 1.500/3.000 y una tirada grande es de más de 10.000 ejemplares. Aunque si pensamos que la población de México es cuatro veces la de la Argentina, quizá estos 7.000 ejemplares sean lo que la editorial acostumbra a sacar como promedio.

Cómo se hace un libro infantil

Quiénes hacen un libro

- Escritor
- Ilustrador (a veces es la misma persona que el escritor)
- Editor
- Diseñador gráfico
- Corrector

Estos son los pasos más importantes en la historia del nacimiento de un libro: desde las primeras palabras en la mente del escritor o las primeras imágenes en las del ilustrador hasta el libro en el estante de las librerías.


1. Palabras y dibujos. Escribir e ilustrar
Hace varios años, la manera de llegar a hacer las ilustraciones de un libro en nuestro país eran casi siempre así: después de que un escritor presentaba su obra a un editor y esta era aprobada, el segundo se encargaba de decidir qué ilustrador era pertinente para ese texto; lo convocaba, le encargaba el trabajo, el ilustrador lo hacía y el libro se publicaba. El escritor veía los dibujos cuando por primera vez tenía el libro impreso en sus manos. En la actualidad cada vez es más usual que un ilustrador y un escritor se junten a producir un proyecto y que luego se lo lleven al editor. Puede que cierto escritor vea que el estilo de cierto ilustrador le viene al dedillo para un proyecto que está pergeñando y lo invite a participar, o a la inversa, que un ilustrador vea que un escritor hace unos cuentos que son justos para sus dibujos; o puede ser, sencillamente, que ambos se conozcan y empaticen, y decidan gestar un proyecto juntos. Puede que sea una idea de libro único, es decir, fuera de toda colección. O puede que lleven una propuesta de libro para que forme parte de una colección ya creada. Finalmente puede ocurrir también que un creador que escribe y dibuja al mismo tiempo, conciba un proyecto integral.

2. Qué hace el editor

El editor se ocupa de seguir de cerca toda la edición del libro, desde el principio. Muchas veces es él quien crea la colección o tiene una idea de hacer un libro de tal o cual tema, o con tales o cuales características, y se lo encarga a los autores.
Cuando estos entregan sus creaciones, lee y observa detenidamente los textos y las ilustraciones, y determina si se ajustan a los parámetros de esa colección o a esa idea para la cual los encargó. Puede pedir correcciones e incluso embarcarse en largas discusiones antes de llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes. Si el acuerdo no se concreta, el libro puede quedar en la nada, pero no es lo usual: siendo todos profesionales como son, saben llegar sin altercados a buen puerto.
A veces también hay autores que son muy famosos y no tienen que someterse a la revisión de ninguna otra persona, porque se sabe que sus libros se venderán muy bien... no conviene caer en la inocencia de creer que el mundo de los libros para chicos es un bucólico universo de colores y juegos. Que quede claro: es un mercado.

3. El libro en el papel. ¿Qué hace el diseñador gráfico?Cuando los textos y las ilustraciones ya están aprobados, el editor los entrega al diseñador gráfico. Este se ocupa de ubicarlos de manera armónica y legible dentro de las páginas, de crear códigos que faciliten la comprensión y la lectura, de distribuirlos a lo largo del libro. Al comienzo de un libro siempre se hace una maqueta.

¿Qué es una maqueta?
La maqueta o prototipo está hecha sobre páginas, encuadernadas o no, de tal manera que resulte lo más parecido a lo que vislumbran que puede ser el libro final, ya impreso. La maqueta tienen las medidas de las páginas que tendrá el libro al editarse (esto se llama medida de corte); las medidas de alto y ancho que ocuparán los textos dentro de cada página, y sus márgenes (la caja en la que irá inserto el texto y las ilustraciones; aunque a veces las ilustraciones también pueden ir al corte).

El diseñador gráfico es quien determina estas medidas, así como la tipografía y el cuerpo de las letras (pueden entender estos conceptos fijándose en distintos libros: el estilo -la tipografía-, o los tamaños -el cuerpo- con que están escritas las letras no siempre son iguales).


4. ¿Quién corrige el libro?

Casi siempre se hacen muchas correcciones antes de llegar a terminar los originales del libro que será enviado a la imprenta para ser editado. Sobre todo se corrigen errores de tipeado y sintaxis en el texto (desde errores ortográficos hasta párrafos enteros que, una vez que se los lee dentro del diseño, se descubre que no se entienden) y errores de diseño gráfico; esto es tarea de los correctores.

Pruebas y más pruebas
Las correcciones se hacen sobre las galeras, que son impresiones hechas en la computadora precisamente para corregir. Quizás deban corregirse tres o cuatro galeras antes de estar seguros de que no hay más errores.



5. Para que nada falte


A la hora de armar el libro, y para ordenar no sólo los textos y las ilustraciones, sino también las ideas, se hace una grilla: un papel que tiene dibujados en pequeño formato todas las páginas del libro, numeradas, una al lado de la otra, y agrupadas en dobles páginas, como si fuera el libro abierto. Allí se boceta hasta dónde llegará el texto de tal o cual página, dónde irá ubicada tal o cual ilustración.

6. A la imprenta

Cuando el libro está corregido y se determina entre todos que quedó listo, se hace un original final, que generalmente se entrega digitalizado al imprentero para que lo imprima en los pliegos.
Cada ejemplar necesita de uno a varios pliegos que, multiplicados por los cientos o miles de ejemplares, integrarán esa edición de ese libro (o de ese título, como prefiera llamarlo).

Los pliegos son llevados al encuadernador que los plegará a los fines de hacer los cuadernillos, y los encuadernará cosiéndolos, pegándolos o abrochándolos. Luego los refilará, o sea, emparejará todos los bordes y separará todas las hojas.

Las cubiertas -que fueron hechas aparte en la imprenta, en un papel, cartulina o cartón siempre más duro que las páginas interiores-, protegerán a los cuadernillos en el momento en que sean pegados a través de las guardas, o de la primera y úl-tima página del libro (en caso de libros de tapa dura), o se los cosa o abroche (en caso de ediciones más económicas), formando el lomo del libro.
7- Listos para vender

Casi todos los ejemplares que conforman la edición son enviados al distribuidor, quien se encargará de distribuirlos por librerías y comercios. Casi todos, porque algunos cuantos irán a la editorial, donde el editor controlará si todo salió bien. Hora de llamar a los autores para darles la buena nueva de que el libro ya está editado.
-----------------------------------------------------------------


Los textos de este material corresponden al capítulo 1 del libro La otra lectura de Istvan Schritter. Han sido gentilmente cedidos por su autor a educ.ar para compartir con los docentes en la Semana de la lectura.













--------------------------------------